octubre 16, 2013

Octubre

Ya es octubre y con él llegaron los naranjas, los cafés, los verdes y los corazones rotos.

La diferencia es que esta vez mi corazón no se rompió por alguien. Lo rompí yo al no haberme puesto la suficiente atención y dejarme llevar. Y volar, y volar.

Y seguir volando, con la esperanza de que cuando me caigo, me vuelvo a levantar.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

también llegaron las mandarinas, el pan de muerto y las calaveritas de azúcar :D
ah! y los amigos verdaderos (bueno esos no llegaron, siempre están ahí) tqm

Anónimo dijo...

Hola, Como me gustó tu post, lo utilicé como fuente para mis artículos. Este es el sitio donde se publicarán:Comprar BTC arg saludos